Desarrollo de los agapornis

Por lo que respecta al desarrollo de los agapornis durante los 40 primeros días de vida, podemos observar las siguientes peculiaridades:

Primeros días de vida del agapornis.

Desde la oclusión del huevo hasta los 3 ó 4 días aproximadamente, el inseparable tiene su cuerpo completamente pelado, ahí la importancia de que reciba el calor de sus padres para que pueda sobrevivir a las temperaturas exteriores.

¿Qué es esa pelusilla que tiene alrededor del cuerpo?

A partir de los 5 días,  se empezará a percibir una especie de pelusilla alrededor del cuerpo. Esta pelusilla irá creciendo hasta que empiece a emplumarse para cubrirle todo el cuerpo, sirve para ayudar  a seguir manteniendo el calor aún con la ausencia de sus padres o hermanos.

A nivel de desarrollo psicomotor, en estos momentos todavía apenas se mueve, va realizando movimientos tipo espasmóticos que son totalmente normales, considerando que solamente hace unos días que ha salido del huevo.

Aparición de las primeras plumas

Desde que el pollito ha cumplido sus primeros 15 días, ya podremos observar cómo empiezan a salirle los cañones de las plumas, sobre todo en las zonas exteriores de las alas. No presenta un aspecto muy agradable, pero váis a ver que con el paso del tiempo se convierte en un precioso agaporni.

En estos momentos, se puede apreciar un notable cambio en sus movimientos, ya empieza a extender sus alas y hace intentos por ponerse en pie.

El gran cambio , sobre los 20 primeros días de vida.

Sobre los 23 días ya el cambio en su plumaje es notorio, se ha desprendido de gran parte de la pelusilla que tenía en sus primeros días e incluso ya se puede empezar a deducir la mutación del agapornis.

En cuanto a su desarrollo motor, ya puede ponerse en pie, se mantiene bastante bien, pero debido a su debilidad, todavía se cae y seguramente ya hace algunos días que ha abierto por primera vez sus ojos.

Crecimiento de los agapornis. Su autonomía.

A partir de ese momento y hasta los 40 días, seguirán creciéndole las plumas, cuando llegué a esos días prácticamente el agapornis estará completamente emplumado y se podrá confirmar su mutación y especie. Aún así, hasta los dos años de edad, va a sufrir diversos cambios en su plumaje sobre todo con las épocas de muda, pero a partir de los dos años ya se considera que el inseparable tiene su plumaje de adulto.

Una vez cumplidos los 40 días, el agapornis o inseparable, ya se mantiene de pie bastante bien y realiza desplazamientos, la apertura de sus ojos no debe presentar ningún problema, tiene que abrir ambos por igual y ya va a empezar a experimentar con sus alas, realizando aleteos en estático o bien vuelos en pequeñas distancias que le den seguridad.

Veamos un vídeo del desarrollo del agapornis días a día

 

Una respuesta a «Desarrollo de los agapornis»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *